horoscopo piscis
horoscopo piscis

El símbolo de Piscis son precisamente dos peces que nadan en direcciones opuestas, pero que se encuentran unidos por una cita. Así nos muestra la posibilidad de orientarnos hacia dos mundos diferentes: el terrenal y el espiritual. Piscis, el signo que cierra el círculo del zodíaco, hace de nexo de unión entre ambos, formando un mundo especial, interior e intuitivo. Es la unión del cielo la tierra, de aquello que es visible e invisible.

Ha conocido y asimilado todas las experiencias, por lo que su propia individualidad contiene todas las tendencias y queda un poco difusa. Con él, volvemos al nivel espiritual, al deshacernos de las ataduras materiales. Si Acuario propugna la amistad y pone por delante los intereses del colectivo, Piscis busca la conexión con los demás a través de los sentimientos de las personas.

Acuario busca la diferenciación, para respetarla y hacernos a todos iguales y Piscis, en cambio, quiere fundirse con nosotros a partir de los sentimientos e integrarse, practicando humildemente lo que Acuario enseña. Te has dado cuenta que es el único signo de agua que tiene como símbolo a un animal acuático? Tanto Cáncer, como Escorpio son capaces de combinar la vida dentro del agua y fuera de ésta y esto es un indicio de la intensa sensibilidad que se da el signo de Piscis.

Cerramos el ciclo evolutivo de la persona y ya has ido viendo como hemos partido de lo más básico e imprescindible con los seis primeros signos, para llegar a estadios de evolución más amplios y complejos. Con Piscis acaba también el ciclo de las estaciones, antes de la renovación de la primavera. Es un tiempo impreciso, que muestra todas las posibilidades y es tiempo de deshielo, con la licuación del agua que hará absorver a los vegetales los nutrientes de la tierra. Un paréntesis para la meditación hasta que la vida subterránea salga a la luz.

Piscis conecta con la vertiente espiritual y la sensibilidad y es suave y benevolente. Extremadamente compasivo, su primer instinto es ayudar a los demás pues es esencialmente bondadoso y sacrificado. Es fácil que puedan abusar de él y podría parecer que le guste sufrir, en casos extremos llegando al masoquismo. Es hiper sensible y fácilmente impresionable.

En el amor es marcadamente romántico, dulce y fantasioso, buscando la felicidad del otro casi por encima de la suya propia. Sabe instintivamente como complacer al otro y seducirlo. Puede idealizar la pareja y las relaciones lo que implicará desengaños y decepciones. O también le podría llevar a rechazar una relación factible por el hecho de no parecer “perfecta”. Piscis necesita soñar con el amor y puede vivir relaciones platónicas o secretas.

Su mente es muy inspirada e imaginativa. Se expresa con suavidad y es dócil. Piscis es como una esponja, que capta intuitivamente la información pero que por eso mismo puede empaparse, sin ser consciente de aquello que le perjudica. Se identifica con los demás de forma natural y a veces le resulta difícil establecer sus límites o unos criterios concretos, por lo que tiende a la confusión.

Su mundo está formado en gran parte por sueños y tiene una gran capacidad de abstracción, por lo que a menudo se distrae, siendo muy propenso a los despistes. A veces estás hablando con él y te das cuenta que se ha desconectado. Si se lo reprochas puede repetir literalmente todas tus palabras.

Tiene una inclinación natural hacia la espiritualidad, el arte o el misticismo. Si logra mantener la disciplina necesaria, que no es lo que mejor se le da, Piscis puede crear las obras de arte más bellas. De la misma forma se puede orientar hacia tareas sociales, canalizando una faceta fundamental de su carácter, como es la necesidad de hacer el bien y evitando así los roles de víctima o autocompasión a la que puede tender.

En la profesión, sabe adaptarse tanto como aportar ideas luminosas. Le hace falta tranquilidad para trabajar, y sin agobios. Puede ser que le falte ambición o le cueste definir sus objetivos, pero todo y eso, puede caer en adicciones al trabajo o de otro tipo.

Se entrega a sus amigos, no hace falta decirlo, los entiende y consuela y sabe perdonarlos incluso cuando se pasan. Se encuentra a gusto en todos los ambientes y adopta aficiones y costumbres de la gente con la que se mueve, por lo que es bueno que seleccione muy bien. Piscis tiende a buscar el camino más fácil, aunque no sea el mejor, y dejarse llevar, hecho que le puede crear problemas.

Parece que le guste la melancolía, cuando no la tristeza. Hace falta que canalice bien su sensibilidad para no estropear sus mejores cualidades. Se dice que Piscis es un compendio de todos los signos pero que no se parece a ninguno de ellos, y el problema viene cuando él mismo no sabe quién es.

En cualquier caso tiene mucho para enseñarnos pues la compasión y el sacrificio no son asignaturas fáciles para la mayoría.

Expresión positiva de sus características: intuición, inspiración, fantasía, dulzura, espíritu de sacrificio, misticismo, dotes de médiums, se identifica con los demás, sensibilidad, humildad, benevolencia, romanticismo, sueños, bondadoso, espiritualidad, interés artístico o social, sensitivo, amable, adaptable.

Expresión inarmónica de sus potencialidades: hipersensible, impresionable, influenciable, sigue el camino más fácil, pasividad, inercia, disimulo, confusión, escapismo, cae en las tentaciones, no concreta, problemas de identidad, desorientación.

Cerrar menú
Llamar