Agotamiento Emocional

Agotamiento emocional

¿Qué es el agotamiento emocional?

La fatiga emocional es una condición que resulta de una exigencia excesiva de uno mismo. En este caso, estamos hablando no solo de una carga de trabajo excesiva, sino de sobrellevar la carga del conflicto y el compromiso o asumir responsabilidades emocionales o cognitivas… todo esto por la falsa idea de que debemos ser fuertes todo el tiempo, incluso con niveles de fortaleza irreales.

Un agotamiento emocional no sucede de un día a otro, esto lleva un tiempo de maduración. Es un proceso que progresa lentamente hasta que la persona alcanza un punto en el que se colapsa. Este agotamiento total lo paraliza, hundiéndolo en una profunda depresión o enfermedad crónica.

En la vida de esta persona, de repente, todo se rompe porque literalmente no puede seguir sosteniendo lo insostenible (ser alguien con fortaleza infranqueable).

Aunque la fatiga emocional se percibe como fatiga mental, a menudo se acompaña de una gran fatiga física. Una de sus claras señales es sensación de depresión absoluta que nos impide seguir adelante. Por lo tanto, nos mantenemos cautivos en una inercia que dificulta encontrar una salida.

Por lo general, el agotamiento emocional tiene una relación directa con un desequilibrio entre lo que damos y lo que recibimos. Las víctimas de esta afección se caracterizan por dar más de lo que pueden y recibir menos de lo que esperan, ya sea en el trabajo, en el hogar, en una relación o en cualquier otra área de la vida.

Tú eres lo primero… Recuérdalo siempre!!!!

Deja un comentario

Cerrar menú
Llamar
error: Content is protected !!