Palo Santo

¿QUÉ ES EL PALO SANTO?

Principales usos del Palo Santo: ¿Para qué sirve?

El Palo Santo ha sido utilizado durante siglos.  Se utiliza para fines espirituales, religiosos y medicinales.

La madera de Palo Santo se utilizaba tradicionalmente como incienso en ceremonias y rituales, de hecho su uso era muy común porque atraía la buena suerte. La persona que lo utilizaba, se abría a recibir sus beneficios, llenando su “aquí-ahora” de magia y creatividad. De hecho, uno de los usos del Palo Santo más destacados es como talismán o amuleto/protector.

Uno de sus principales usos es como incienso para alejar las energías negativas. El Palo Santo sirve para ambientar tu hogar con una energía limpia, promover la atracción de pensamientos positivos, facilitar la relajación y profundizar la conexión con tu pareja.

El Palo de Santo se destaca por su capacidad mística de conducir las buenas y malas energías, de limpiar y aromatizar ambientes y de permitir una conexión espiritual profunda.

Siguiendo las tradiciones de América del Sur, puedes usar el Palo Santo de 3 formas distintas:

1. Disfrutar de la madera de Palo Santo en su forma natural, sin quemar.

En primer lugar, recomendamos usar el palosanto sin quemar, como objeto de protección y a su vez como elemento decorativo.  Coloca la madera en lugares estratégicos para refrescar y aromatizar cualquier espacio (armarios, vehículos, casa), de una forma respetuosa y ética con el medio ambiente.

Para ello, ata unos leños de palosanto con una cinta y colócalo en diferentes rincones del hogar. Es ideal ponerlo cerca de una ventana, para que el aire entrante favorezca la circulación del aroma.

También es muy usado para el coche, al ser un habitáculo cerrado, mantiene el olor durante mucho tiempo.

Es una gran alternativa al uso de ambientadores que contienen químicos.

También puedes crear pulseras o collares que te servirán tanto para atraer las buenas energías como para protección áurica.

2. Uso del Palo Santo para favorecer la limpieza energética espiritual

Otra opción es utilizar el Palo Santo como incienso para realizar una limpieza espiritual.

Los nativos americanos quemaban el Palo Santo en sus rituales religiosos; lo llamaban Fuego Sagrado, ya que consideraban que el humo blanco ahuyentaba a los malos espíritus y protegía al pueblo.

Para replicar esta práctica y proteger tu hogar, sólo debes encender una extremidad del palito, aguantar la llama unos instantes y apagarlo, un humo blanco y aromático emanará de la madera que puedes expandir por todo el ambiente que necesites purificar.

Prender un leño de Palo Santo y agitarlo para obtener su aroma, es una experiencia que puede llegar a ser de gran misticismo. El uso del Palo Santo en ceremonias y rituales hace que consigamos una conexión espiritual más profunda.

El leño de Palo Santo se apaga fácilmente pero lo podemos volver a encender cada vez que queramos.

Para hacerte una auto-limpieza puedes prender el palito y vas moviéndolo a tu alrededor, desde los pies hasta la cabeza con movimientos redondos y pensamientos felices. También puedes bendecirte con ese mismo humo blanco, arrastrándolo con la mano hasta tu pecho (corazón) y coronilla.

3. Extrayendo el Aceite Esencial de los Frutos del Palo Santo

Por último, otro uso frecuente del Palo Santo, se basa en la extracción del Aceite Esencial de los Frutos del Palo Santo. Este aceite 100% natural se caracteriza por un aroma fresco y lleno de matices, que estimularán tus sentidos.

Propiedades terapéuticas del aceite de Palo Santo: Descongestionante venoso y linfático, Antiséptico y Diurético

Indicaciones terapéuticas: Varices, hemorroides, Cuidados de la piel, Bienestar psico-emocional. El aceite esencial de palo santo tiene un aroma muy reconfortante que nos arropa como un cálido y profundo abrazo.

Deja un comentario

Cerrar menú
Llamar
error: Content is protected !!